Hoy en día tener mente y cuerpo sanos es una tendencia mundial. Para lograr este cometido, cientos de personas han comenzado a consumir alimentos nutracéuticos y alimentosfuncionales naturales. ¿Pero, acaso son iguales estos dos grupos de alimentos? Descubre sus diferencias y beneficios.

¿Qué son los alimentos nutracéuticos y cuáles son sus beneficios?

Estos alimentos son de carácter terapéutico y abarcan el concepto de: curación por medio de la nutrición. La fuente más amplia de este tipo de alimentos es la síntesis química y productos derivados de la herboristería.

Los compuestos neutracéuticos son sustancias bioactivas que se encuentran en formatos no naturales como los viales, píldoras, capsulas, entre otros. A continuación verás los diferentes grupos de alimentos, sus características fundamentales y beneficios:

Características

  • Productos de origen natural
  • Purificados y aislados por métodos no desnaturalizantes
  • Estudios en animales de experimentación y en humanos
  • Estudios reproducibles de sus propiedades bioactivas

Beneficios:

  • Mejora una o varias funciones fisiológicas
  • Acción preventiva y/o curativa
  • Mejora la calidad de vida
  • Produce sinergia, potenciando la acción de las sustancias que le componen

¿Qué son los alimentos funcionales y cuáles son sus beneficios?

Las propiedades fisiológicas de los alimentos funcionales naturales abarcan una buena nutrición y aportan un beneficio a la salud gracias a su composición. El consumo de este tipo de alimentos puede ayudar a mejorar las condiciones físicas y mentales.

Características: 

  • Alimentos que se consumen como parte de una dieta habitual (frutas, verduras, granos, entre otros)
  • Alimentos que contienen componentes biológicamente activos

Beneficios:

  • Aportan vitaminas, ácidos grasos, proteínas, hidratos de carbono, entre otros
  • Pueden ayudar a mejorar la salud, si se consumen como parte una de una dieta balanceada

Conclusión: Los nutracéuticos son de origen natural,  tienen un proceso químico y se ubican entre el alimento y el medicamento. Es decir, se consumen con el propósito de mejorar la salud o aliviar alguna dolencia. De igual manera, los alimentos funcionales se pueden hallar en el ambiente natural y pueden ser ingeridos fácilmente como parte de una dieta saludable. También se les puede encontrar como alimentos procesados que permiten ingerir probióticos, aminoácidos esenciales y no esenciales, ácidos grasos, oligoelementos, entre otros nutrientes disponibles y de mayor eficiencia al absorberlos el organismo. Por supuesto la ingesta de estos alimentos es  un complemento a la nutrición diaria, potenciando su organismo o recuperándolo con mayor efectividad cuando este lo requiera.