Para el buen funcionamiento del organismo, es necesaria la ingesta de proteínas de origen animal y vegetal las cuales cumplen con las siguientes funciones:

-Regeneran tejidos, células y músculos

– Ayudan a absorber y a metabolizar los nutrientes

– Favorecen  las funciones sanguíneas

– Permiten que se pueda aprovechar las vitaminas y los minerales ingeridos con los alimentos.

-Favorecen a una mejor digestión

– Preparan las hormonas fundamentales para la reproducción

-Ayudan a combatir el cansancio y la fatiga

Una dieta rica en proteínas ayuda a  perder peso y a mantenerte saludable, pero si tu interés es llevar una dieta rica en proteínas con el propósito de bajar unos kilos de más es mejor que sigas las indicaciones de un profesional.

Peligros

Aunque son pocas las investigaciones que demuestran que una dieta rica en proteínas es nociva para la salud, si se ha comprobado que estas pueden producir un aumento de reabsorción de cloruro de sodio, a causa del trabajo excesivo de los riñones. A largo plazo, esto puede desencadenar en daño permanente a los mismos. También se debe tener en cuenta que al realizar una dieta de este tipo es necesario incluir fibra adicional y vitaminas para evitar molestias y fallas digestivas.

 

A continuación encontrarás una lista de algunos alimentos que puedes consumir para tener una buena ingesta de proteína en tu dieta. (Los valores proteicos de los siguientes alimentos están  basados en cantidades de 100 gramos).

Proteínas de origen animal:

-Lomo embuchado, 50 gramos de proteína y sólo 8 gramos de grasa

-Leche descremada en polvo, 35 gramos de proteína

-Queso manchego curado cuenta, 32 gramos de proteína

-Bacalao 30,5 gramos de proteína

-Embutidos

-Atún, 25 gramos de proteína

Proteínas de origen vegetal:

-Maní 27 gramos de proteína

-Lentejas 23,5%

-Arvejas 23%

-Garbanzos 20%

-Pistacho 17,6%

Siempre recuerda consultar a un especialista antes de hacer alguna variación a tu dieta habitual.