La alimentación sana y el sobrepeso es un tema de interés para cualquier mujer en embarazo.  Durante este periodo, tu cuerpo tiene cambios considerables que le dan un giro de 180 grados a tu rutina diaria. 

Si bien es cierto que una madre gestante necesita ingerir en promedio 300 calorías adicionales al día, se debe cuidar que la ingesta de alimentos adicionales contengan un alto valor nutritivo que tú y tu bebé necesitan.

¿Bueno, y a dónde van esos kilos de más?

Mientras estás en estado de gestación tu peso corporal aumentará entre 20 y 30 libras. Pero, ¿te has preguntado donde se acumula ese peso extra? Bueno, la respuesta puede variar de mujer a mujer, pero te puedes hacer una idea de donde se alojarán esos kilitos de más.

  1. Como primera medida, un bebé puede pesar en promedio 7 libras
  2. Tú cuerpo empezará a almacenar grasas, proteínas y otros nutrientes que más adelante serán el alimento de tu bebé por medio de la leche materna. Estos nutrientes almacenados pueden llegar a pesar 6 libras aprox.
  3. También tendrás sangre y líquidos adicionales, en promedio 4 libras cada uno.
  4. Tu pecho aumentará de tamaño y podrá alcanzar un peso de hasta 2 libras. De igual manera el útero también lo hará y podrá pesar, en promedio, otras dos libras.
  5. El líquido amniótico también tendrá un peso extra de aproximadamente 2 libras y la placenta podrá pesar entre 1.5 y 2 libras.

Como puedes notar, el embarazo, aunque una etapa hermosa en la vida una mujer, trae consigo muchísimos cambios (incluso algunos más que no se han mencionado aquí). De manera pues que tu labor como madre gestante es prepararte y preparar tu cuerpo para todo este torbellino de cambios por medio de una nutrición saludable que garantice tu bienestar y el de tu bebé.